Buscar

Idioma

Spanish Basque Catalan English French Galician German Italian Portuguese
There are no translations available.

Los nísperos
Una fruta exquisita, de pulpa carnosa y agradable sabor dulce.

Los nísperos son las primeras frutas con hueso que aparecen en la primavera, durante los meses de abril a junio. La piel, de color amarillo anaranjado, es muy fina y dura, y se separa fácilmente de la pulpa cuando el fruto está maduro. La pulpa comestible tiene un color entre blanco y anaranjado y es muy aromática, carnosa, con un intenso sabor dulce aunque algo ácido.

En su interior puede contener hasta 7 semillas marrones de gran tamaño que ocupan casi la mitad del fruto, lo que puede desanimar a quien los prueba por primera vez.

Respecto a su valor nutritivo, su aporte calórico es bajo, apenas 50 calorías por 100 gramos. El potasio es el mineral que más destaca, junto con cantidades modestas de magnesio, calcio y hierro, estos dos últimos de difícil absorción. Aporta cantidades muy pequeñas de vitaminas del grupo B y C. Algunas de las variedades son buena fuente de carotenoides, con acción antioxidante. En su composición es interesante su contenido de fibra soluble (pectinas), así como taninos, sustancias de acción astringente y numerosas sustancias aromáticas como los ácidos orgánicos (cítrico, tartárico y málico) abundantes en su pulpa.

Para aprovechar al máximo su contenido nutritivo lo mejor es tomarlos frescos, aunque también pueden emplearse para elaborar jaleas, mermeladas, productos de repostería, zumos...